redes-sociales-276x90facebook-90x90pxtwitter-90x90pxyoutube-90x90pxinstagram-90x90pxgoogle-plus-90x90px

Publicidad Advertisement

Noticias Internacionales

Bloodhound SSC, el 'juguete' de 6 toneladas que este año aspira a conseguir una velocidad de 1.609 kilómetros por hora

 bloodhound-ssc-a

Desde que Daimler y Benz patentaron el primer vehículo con motor térmico, por allá en el siglo XIX, al hombre siempre le ha obsesionado romper récords en cuanto a velocidad pura, que hoy en día se encuentra en 1.232 km/h, logrado en 1997 por el Thrust SSC (acrónimo en inglés para SuperSonic Car), un 'cohete terrestre' con motores turbofán y postquemador Rolls Royce Spey 202 como los que se emplean en los aviones de caza F-4 Phantom II, que en conjunto generaban una potencia igual a la de 145 monoplazas de Fórmula 1.

Para romper tal récord este siglo, un grupo de ingleses crearon el Bloodhound SSC, una especie de 'hibrido' entre avión de combate con motor a reacción, un carro de F1 y un cohete espacial. De acuerdo con sus creadores, el reto más grande este aparato de 6 toneladas es hacer que sus tres propulsores trabajen coordinadamente para así rozar los 1.300 km/h en una pista preparada para tal fin en Sudáfrica. Sin embargo, la idea es que el Bloodhound alcance la brutal cifra de 1.609 kilómetros por hora.

"Mil seiscientos nueve kilómetros por hora al nivel del suelo es más rápido que lo que cualquier avión de combate con motor a reacción haya viajado alguna vez en la historia: ello implica que se presentarán algunos desafíos serios", dijo Andy Green, piloto que guiará al Bloodhound SSC para lograr tal hazaña y quien también condujo el Thrust SSC.

bloodhound-ssc-b

Sin embargo, de acuerdo con BBC Mundo, al vehículo aún le falta una de las tres unidades de propulsión, además de algunas piezas aerodinámicas como alerones y frenos de aire.

CIFRA. Para lograr los 1.609 km/h, el Bloodhound deberá producir cerca de 21 toneladas de empuje.

   'Tren motriz'

bloodhound-ssc-d

Un motor Rolls-Royce EJ200 de tres propulsores, el mismo que monta un avión de combate Eurofighter Typhoon, trabajará en conjunto con un cohete híbrido de la empresa Nammo, ubicada en Noruega. Tal cohete genera una potencia equivalente a 50.000 caballos de potencia. El motor térmico es uno turbo de 8 cilindros construido por Jaguar.

Antes de llevarlo a Sudafrica, al desierto de Hakskeen Pan, el Boloodhound ya ha realizado algunas pruebas de baja velocidad en el aeropuerto de Newquay en Cornwall, Inglaterra, solo con el motor Eurofighter, donde se comprobaron los sistemas eléctricos de control y software.

bloodhound-ssc-c

COSTO. Se cree que romper el récord de velocidad sobre tierra costará cerca de 900 millones de libras esterlinas, unos 1.107 millones de dólares.

Comentarios