Siete tips de Kia para tener en cuenta a la hora de comprar un carro eléctrico en Colombia

En línea con la tendencia mundial y los esfuerzos de los gobiernos por promover el uso de vehículos que contribuyan con la mejoría del medio ambiente y la salud colectiva, Kia Motors nos envió 7 tips que se deben tener en cuenta a la hora de comprar un carro eléctrico.

1. Costo y ubicación para la instalación del Wallbox o módulo de carga: al momento de adquirir un vehículo eléctrico se debe presupuestar el costo de compra del módulo de carga y su promedio de instalación, que bordea los 5 millones de pesos.

2. Estructura de electrolineras en Colombia: en nuestro país la movilidad eléctrica lleva más de cuatro años desde la incorporación de los primeros modelos en las principales ciudades. Identifique cuántas electrolineras hay en la suya y cuáles se encuentran cerca a los sitios por donde se desplaza.

3. Tiempos de recarga: recuerde que el vehículo eléctrico, igual que su teléfono móvil requieren de un tiempo de carga, con la diferencia que para el primero es vital conocer los tiempos en los cuales se obtiene la autonomía deseada, ya sea a través de los módulos de carga lenta o rápida. Por esto siempre solicite información clara al asesor de ventas o personal técnico especializado para que pueda programar sus recorridos sin la incertidumbre de quedarse a la mitad del camino sin batería.

4. Autonomía, la palabra clave en ésta tecnología: es importante que al programar sus recorridos se tenga una idea clara de los kilómetros a recorrer vs. la capacidad de rodada de su vehículo, con el fin de verificar si deberá acercarse a hacer una carga rápida en una electrolinera o si debe cuidar al máximo la reserva actual, disminuyendo el uso de los sistemas de aire acondicionado y demás elementos que interfieran en el consumo de energía de las baterías del auto. Recuerde que la gran mayoría de carros eléctricos poseen sistemas de regeneración de energía que aunque reintegran energía en las baterías, ésta apenas cubre una pequeña parte de su capacidad total, todo esto enfocado en la optimización de la autonomía.

soul-electric-b

5. Mantenimiento: al integrar un propulsor que funciona con energía no se requiere del uso de lubricantes, cambio o ajustes de sistemas de distribución (ejemplo: correa o cadena), no se necesita de un filtro de aire, bujías, inyectores y demás piezas que quedan en el olvido en ésta nueva tecnología.

Sin embargo, se recomienda asistir a los mantenimientos a fin de validar una inspección general al tren motriz eléctrico, cambio de filtro para el sistema de aire acondicionado, refrigerante del motor (la temperatura no es tan alta como la del motor a combustión, pero se requiere de un sistema de enfriamiento para el motor y baterías), líquido de frenos, pastillas, llantas, suspensión y demás elementos que por su desgaste natural requiera un tratamiento o un cambio.

6. Algunos repuestos son diferentes a los de los vehículos de combustión: por lo general en cuanto a elementos estructurales, tecnologías de seguridad, confort, conectividad, suspensión, frenos, etc., podríamos indicar que son los mismos. Sin embargo se presenta una gran diferencia en el tren motriz (motor y caja), que son totalmente distintos a los encontrados en vehículos de combustión.

7. Revise que los centros especializados cuenten con mano de obra calificada: cada marca al integrar ésta tecnología dentro de su portafolio deberá contar con mano de obra muy preparada, además de herramientas especializadas para intervenir técnicamente los carros eléctricos. Asimismo se deben realizar todos los mantenimientos en la red de talleres autorizados con el fin de mantener la garantía del vehículo y evitar dolores de cabeza por daños ocasionados fuera de ella. Recuerde que las marcas reconocidas son las que le pueden brindar un mayor respaldo.

soul-ev-electrico-del