redes-sociales-188x90pxfacebook-90x90pxtwitter-90x90pxyoutube-90x90pxinstagram-90x90pxgoogle-plus-90x90pxlinkedin-90x90px

Noticias Nacionales

Opinión. Desde ayer comenzó a regir el nuevo 'impuesto verde' para la gasolina, otro engaño más para esquilmar el bolsillo de los colombianos

 tanquear-seguro

Arrancó 2017 y con él una nueva cascada de impuestos que se aprobaron casi que a pupitrazo limpio bajo la sombrilla de una supuesta 'Reforma Tributaria Estructural'. Y como siempre, el Estado aprovechó para colgarle un nuevo tributo al precio del galón de gasolina, cuyo costo base se realiza mediante un turbio esquema que envía parte de los recursos de los colombianos a un 'Fondo de Estabilizacion', que nadie tiene en claro ni cómo funciona ni que es lo que estabiliza.

"Ese fondo lo que ha hecho ha sido subsidiarle al usuario colombiano la gasolina, cuando los precios del petróleo han estado muy altos. Como los precios hasta hace poco estaban altos, los colombianos se han beneficiado de un precio que no reflejó los internacionales plenamente", explicó en 2015 el entonces viceministro de Hacienda Andrés Escobar, una gran mentira pues los precios del barril de petróleo Brent en aquella época bordeaban los 50 dólares, rebaja que no se reflejó en el costo del galón de gasolina en Colombia, que se cobraba a cifras muy similares a cuándo costaba 110 dólares el barril de crudo.

Tal engaño al pueblo colombiano, que se ve afectado por el costo de la gasolina pues los alimentos y casi todo lo que compramos depende del transporte, ahora suma un adorno más en el 'arbolito', esta vez disfrazado descaradamente de 'impuesto verde' ($135 pesos para la gasolina y $152 pesos para el Acpm), que según el Ministerio de Minas y Energía se trata de un "impuesto a las emisiones de dióxido de carbono que busca desincentivar el uso de combustibles fósiles, y así reducir las emisiones de gases efecto invernadero, generando impactos positivos en la calidad del aire y la salud ambiental".

petrobras-gasolina

Esto es una gran falacia, pues nadie va a dejar de usar su vehículo por pagar algunos pesos de más por la gasolina, sobre todo porque la mayoría de los colombianos que tenemos carro y/o motocicleta nos movemos por necesidades de trabajo, al igual que los vehículos de transporte de mercancías, alimentos y personas. Y en el caso de Bogotá y de las grandes ciudades, no contamos con opciones de transporte sólidas que desincentiven el uso del vehículo particular.

Por eso no les creemos señores Gobierno y congresistas que su tal 'impuesto verde' busca mejorar el medio ambiente. Más bien creemos que se trata de una patraña mas para seguirnos sacando el dinero del bolsillo y así subsidiar la terrible corrupción que vivimos en Colombia. Todavía no olvidamos los 8,5 billones de pesos (dato de la Contraloría) que se robaron en Reficar y que todos estamos pagando.

Pregunto: ¿si en serio les importa tanto el medio ambiente como dicen, por qué no renuncian al menos a una de las camionetas que les da el Estado para moverse? Estoy seguro que será una pregunta más sin respuesta, como tantos y tantos casos de corrupción que han existido y seguirán existiendo mientras ustedes miran para otro lado.

Jaime Gabriel Abozaglo
Editor en Autosdeprimera.com

Comentarios