redes-sociales-276x90facebook-90x90pxtwitter-90x90pxyoutube-90x90pxinstagram-90x90pxgoogle-plus-90x90px

Pruebas

Totalmente rediseñada, la Chevrolet TrailBlazer vuelve a Colombia para ganar terreno en las 4x4..

chevrolet-trailblazer-colombiaLa primera generación de la Chevrolet TrailBlazer, que estuvo vigente entre 2002 y 2009, fue descontinuada por diversas razones y reemplazada por la Chevrolet Traverse. Sin embargo, en el Salón de Dubái de 2011 se presentó en forma de concept car la segunda generación de esta SUV que ahora está montada sobre la plataforma de la Chevrolet Colorado.

Proveniente de Tailandia, la Chevrolet TrailBlazer llega a Colombia para buscar quitarle mercado a las populares Toyota Fortuner y Prado, exponiendo fuertes credenciales como sus capacidades fuera del asfalto y una cabina para siete pasajeros.

Diseño exterior

La totalmente nueva Chevrolet TrailBlazer no solo está montada sobre la plataforma de la Chevrolet Colorado, sino que además comparte algunas de sus líneas de diseño. En el exterior, el frontal es prácticamente idéntico, con unas luces de gran tamaño, la ya conocida parrilla de dos partes con el corbatín en la mitad, exploradoras en la parte baja y una buena altura sobre el suelo.

De perfil comienzan a notarse las obvias diferencias, pues mientras que la Colorado es una pick-up, la TrailBlazer es una SUV. La altura sobre el suelo sigue siendo muy favorable y los grandes paneles con ventanas pequeñas la hacen lucir más grande. Y lo es, pues estamos ante una camioneta de 4.87 metros de largo, 1.90 metros de ancho y 1.84 metros de alto.

Esta altura es más evidente en la parte trasera debido al panel prácticamente vertical y una ventana pequeña, que por cierto dificulta un poco la visibilidad hacia atrás. No podemos dejar pasar tampoco las similitudes con la Toyota Fortuner, pero el corbatín de gran tamaño y las luces de freno se encargan de comprobar que estamos ante un Chevrolet.

El diseño general le confiere a la Chevrolet TrailBlazer una apariencia robusta y cuya altura sobre el suelo promete grandes capacidades fuera del asfalto, ayudado por las llantas de 18 pulgadas.

bwd  Página 1/5  fwd

Diseño interior

Las similitudes de la Chevrolet TrailBlazer con la Chevrolet Colorado se extienden al interior, pues todo el tablero es el mismo. El timón de tres radios integra mandos para el sistema de audio y el control de crucero, el tablero tiene dos relojes de gran tamaño para el velocímetro y el tacómetro y están unidos en el medio por una pequeña pantalla donde se muestra la información del vehículo.

En la consola central encontramos en la parte alta la pantalla y los mandos del sistema de audio, que cuenta con conexión auxiliar y USB, y más abajo una gran perilla con botones alrededor que componen todos los mandos del aire acondicionado. En la parte más baja se encuentran los botones para activar el control de descenso y otro para desactivar el control de estabilidad.

Hacia el túnel de transmisión encontramos la palanca de cambios, el freno de mano y el botón para seleccionar el tipo de tracción deseado. La parte alta del tablero, el timón y algunos elementos son en color negro pero el resto de la cabina es de color claro, lo que obligará a sus propietarios a tener más cuidado por ser fácil de ensuciar.

La segunda banca tiene tres cinturones retráctiles, salidas de ventilación y un apoyabrazos que sale del espaldar del puesto central, mientras que los ocupantes de la tercera banca tienen dos cinturones retráctiles, portavasos y un espacio para las piernas que es apropiado principalmente para niños.

bwd  Página 1/3  fwd

Mecánica

La Chevrolet TrailBlazer monta un motor Duramax diésel de 2,776 c.c., cuatro cilindros, 16 válvulas, 174 caballos de potencia y un torque máximo que varía de acuerdo a la transmisión seleccionada. Mientras que la versión con transmisión manual de cinco marchas desarrolla 440 Nm a 2,000 rpm, la versión con transmisión automática de seis marchas (como nuestra unidad de prueba) desarrolla 470 Nm a las mismas 2,000 rpm.

Ambas versiones cuentan con el sistema Electric Drive Mode Select, que selecciona de forma electrónica el modo de tracción deseado, y la función Shift on the fly que le permite hacerlo mientras se transita a velocidades de hasta 112 km/h.

Comportamiento

Gracias a su altura, la posición de manejo de la Chevrolet TrailBlazer permite una buena visibilidad hacia afuera, ayudado también por los grandes espejos laterales. La dirección puede resultar algo más dura de lo esperada pero de todas formas es fácil de operar y el radio de giro le permite una buena maniobrabilidad.

Al presionar el acelerador notamos una respuesta inicial un poco lenta mientras se vence la inercia y el turbo entra en acción, pero una vez lo hace la TrailBlazer acelera de forma contundente. A medida que suben las revoluciones también lo hace el sonido el motor, que vence fácilmente el aislamiento de la cabina.

La silla del conductor ofrece espacio suficiente pero tal vez por el mullido algo duro fue difícil sentirse totalmente a gusto. En la segunda banca, y sobre todo en la tercera, la altura del piso obligará a que algunos pasajeros lleven las piernas más flexionadas de lo que quisieran, pero al menos los espaldares no son tan duros. Aquí hay anclajes ISOFIX para las sillas de bebés.

Por fortuna el espacio en la segunda banca no tendrá ninguna queja y además la tapicería de color claro ayuda a dar una mayor sensación de amplitud en el interior. Cuando la tercera banca no está en uso se cuenta con un baúl de 554 litros, espacio que podría ser mejor aprovechado si el piso quedara totalmente plano; con la tercera banca en uso el espacio es de 205 litros.

Al salir a carretera, la suspensión muestra una puesta a punto blanda y de largos recorridos, algo que será muy agradecido cuando se quieran explotar las capacidades todo-terreno de la TrailBlazer, pero que en carreteras reviradas exigirán cautela adicional de parte del conductor debido a los balanceos de cabina que se pueden presentar al tomar curvas. Esto se ve mitigado, o al menos mejor controlado, en la versión LTZ que cuenta con control de estabilidad.

La sensación general es la de estar en un vehículo amplio donde podrá viajar toda la familia, al tiempo que permitirá sortear con facilidad una gran cantidad de terrenos exigentes donde se podrán poner a prueba sus capacidades. Por otro lado, y apelando a un nicho de mercado importante, Chevrolet asegura que la TrailBlazer puede lidiar con blindaje hasta de nivel 3.

bwd  Página 1/6  fwd

Seguridad

El apartado de seguridad de la Chevrolet TrailBlazer empieza con dos bolsas de aire frontales y frenos con ABS y EBD para ambas versiones. Sin embargo, la versión automática agrega control de tracción y estabilidad, control de ascenso y descenso en pendientes, y control de frenado en curva. A pesar de estos últimos agregados de la versión automática, nos habría gustado un equipamiento mucho más completo, especialmente al tener en cuenta el rango de precios en que se ubica la TrailBlazer.

Evaluación final

Con un precio inicial de $95'990.000 para la versión LT, la nueva Chevrolet TrailBlazer busca competirle y quitarle mercado a las dominantes Toyota Fortuner y Prado. Por tal razón, hace gala de un amplio interior para siete personas, unas muy respetables capacidades todo-terreno y las bondades de un motor diésel.

Aunque el prominente sonido del motor y los plásticos duros le resten puntos en refinamiento, y que el equipamiento de seguridad se quede corto para un auto de este rango de precios, la Chevrolet TrailBlazer sigue teniendo argumentos que le podrán valer puntos por encima de sus competidoras.

Destacamos

  • Altura sobre el suelo.
  • Capacidades todo-terreno (100% 4x4).
  • Nivel de equipamiento frente a la competencia.

Podría mejorar

  • Equipamiento de seguridad.

Nueva Chevrolet TrailBlazer

chevrolet-trailblazer-colombia-frente

chevrolet-trailblazer-colombia-atras

Comentarios