redes-sociales-188x90pxfacebook-90x90pxtwitter-90x90pxyoutube-90x90pxinstagram-90x90pxgoogle-plus-90x90pxlinkedin-90x90px

Pruebas

Citroën DS3: de Francia llega un juguete cargado de estilo y diversión al volante.

citroen-ds3-2015-colombiaLanzado en 2010, el Citroën DS3 revivió el emblemático nombre DS para dar inicio a una nueva gama de la marca francesa que se enfoca en vehículos con un diseño más estilizado y único que los haga resaltar. Pero además, este subcompacto carga encima una estampa deportiva que lo clasifica como un pequeño juguete en el cual se pueden disfrutar las carreteras de una forma más alegre.

Compartiendo el motor con el MINI Cooper S de anterior generación, el Citroën DS3 no se queda corto en rendimiento para respaldar su imagen, y para su modelo 2015 agrega algunos elementos de equipamiento que lo hacen aún más atractivo. Para nuestra prueba, recibimos con apenas 30 kilómetros en su odómetro un DS3 mecánico que nos brindó una buena dosis de diversión por casi 200 kilómetros.

Diseño exterior

Puede que el Citroën DS3 reviva el nombre de uno de los autos más importantes de la historia, el DS, aunque no comparte nada con él. O bueno, desde un punto de vista estético sí lo hace, pues mientras que el DS lanzado en 1955 se robaba miradas por un diseño que parecía sacado del futuro o de un cuento de ciencia ficción, el actual DS3 también roba miradas con su particular estampa.

Las luces verticales en LED en la parte baja frontal, que funcionan como luz de marcha diurna en todo momento, son en buena parte responsables de esto, aunque los detalles cromados de la parrilla y las exploradoras no se quedan atrás. Las forma de las farolas y los espejos laterales nos remiten a su hermano, el C3, pero por lo demás el DS3 tiene un diseño propio.

De perfil resaltan los rines de 17 pulgadas, cuyo color puede variar junto con el del techo y la carrocería según la combinación que escoja el propietario, así como la "aleta" que simula el paral B y el bocel cromado a lo largo de la parte inferior de la carrocería. El conjunto del DS3 se completa en la parte trasera con un alerón en la parte superior, el diseño e iluminación de las luces de freno y el falso difusor que en su parte derecha alberga la doble salida de escape.

bwd  Página 1/2  fwd

Diseño interior

A la cabina del Citroën DS3 tampoco le hace falta estilo. El timón combina el recubrimiento en cuero con algunas inserciones en aluminio, que junto con la parte baja plana crean un elemento agradable tanto al tacto como a la vista. Los mandos para el sistema de audio y el control de crucero se encuentran en palancas independientes que salen de la columna de dirección.

En comparación con otros autos de enfoque similar, el DS3 conserva el "purismo" de la llave tradicional y una transmisión cuya operación demanda tres pedales y una palanca de cambios. Los pedales también simulan el aluminio y la palanca de cambios combina esa misma imitación con cuero. Este último material es el que recubre las sillas y el que hace parte de los tres elementos del nuevo equipamiento del DS3 en Colombia.

Los otros dos son la nueva pantalla en la consola central que incluye un sistema de navegación (el cual requerirá sentarse con calma para aprender a usarlo) y un apoyabrazos entre las dos sillas delanteras. Cuando está en posición para cumplir su función, al menos con nuestra posición de manejo no presentó molestia, pero de cualquier forma se puede abatir; en ciudad es un gran elemento que aporta a la comodidad. Nos habría gustado que la nueva pantalla se aprovechara para incluir una cámara de reversa (tampoco hay sensores).

El espacio en la banca trasera está dispuesto para tres personas, cada una con su cinturón de tres puntos, pero en favor de la comodidad el espacio es más apropiado para dos. Llama la atención que a cada lado, sobre el paral central, hay un asidero para que los pasajeros de atrás se puedan sujetar y facilitar su salida del auto... o para que se sujeten cuando el conductor aumenta el paso. Siendo un hatchback subcompacto, el baúl ofrece una capacidad más que suficiente.

bwd  Página 1/4  fwd

Mecánica

Bajo el capó de nuestro Citroën DS3 2015 encontramos un motor 1.6 turbo, la misma unidad del MINI Cooper S de anterior generación, pero ajustado para entregar 155 caballos de potencia que se envían a las ruedas delanteras por medio de una transmisión manual de seis velocidades. También está disponible una versión con motor 1.6 litros aspirado de 120 caballos y transmisión automática.

Comportamiento

Cuando vamos a tomar asiento en un vehículo que dice tener credenciales deportivas esperamos una posición de manejo sin reparo y una silla con suficiente sujeción lateral para mantenernos en posición cuando llegan las curvas y sube el ritmo. Empezando por ahí, el Citroën DS3 cumple con creces y lo complementa con un cuadro de instrumentos de fácil lectura y un timón de buen tacto.

Giramos la llave para dar vida al motor y llega a nuestros oídos un sonido leve pero ronco, apenas lo que se esperaría de un auto de este tipo. El pedal de embrague tiene un buen recorrido hasta el punto de contacto y la palanca de cambios ofrece recorridos precisos, así que tanto en tráfico como en carretera hacer los cambios es una tarea rápida y sin margen para el error. Sin embargo, el pedal del freno y la dirección podrían tener un mejor tacto: el primero resulta un poco esponjoso y la segunda más lenta (tres vueltas entre topes) y no tan comunicativa como quisiéramos.

Transitando en ciudad a un ritmo calmado aparece en el tablero un indicador para subir de marcha y de esa forma lograr mejorar la eficiencia, pero cuando dejamos atrás la ciudad y empezamos a presionar el pedal derecho con decisión, este indicador desaparece. La aceleración inicial no es la más inmediata debido a que hay que esperar a que lleguen las 3,000 rpm para que el turbo haga de las suyas, y es en ese momento en que nos empuja hacia adelante sin dificultad alguna.

En primera y segunda marcha nos extendemos hasta las 6,000 rpm y al hacer el cambio caemos hasta cerca de las 4,000 rpm sin perder el ritmo y logrando (cuando las condiciones lo permiten) llegar a los 150 km/h en tercera marcha antes de hacer un nuevo cambio y llegar a cuarta. De ahí en adelante la velocidad sigue aumentando, pero lo realmente divertido es dejar las autopistas en favor de carreteras de montaña.

Comenzamos a ascender y en las cortas rectas y estando siempre arriba de las 3,000 rpm es fácil lograr un ritmo más que apresurado. El conjunto de suspensiones es el que más transmite la información del camino (como ya dijimos, la dirección es más bien "muda"), pero en los momentos de real exigencia en curvas, su puesta a punto, junto con la del chasis, no es la más rígida, por lo cual hay algunos balanceos de cabina que no transmiten la mayor confianza al conductor.

Estando en segunda marcha, la salida de las curvas más cerradas nos ponía cerca de las 2,500 rpm, haciendo que turbo-lag se hiciera presente mientras volvíamos a alcanzar las 3,000 rpm para recuperar el ritmo que llevábamos. Al volver a una curva, la frenada siempre se mostró precisa a pesar de un pedal algo esponjoso.

En términos generales, la experiencia a bordo del Citroën DS3 2015 es más que satisfactoria, pues cumple con todas las características que se esperarían de un compacto deportivo. Su motor ofrece un empuje contundente, el conjunto del embrague y la palanca de cambios permiten hacer los cambios de forma rápida y precisa, la silla tiene una excelente sujeción lateral para piernas y espalda (aunque las personas de contextura delgada irán un poco "sueltas") y los frenos están siempre a la altura.

bwd  Página 1/3  fwd

Seguridad

El equipamiento de seguridad del Citroën DS3 es uno de sus puntos fuertes, pues además de los anclajes ISOFIX en los puestos laterales de la banca trasera, todos los ocupantes son protegidos por seis bolsas de aire en caso de un choque, mientras que los frenos con ABS y EBD, y los controles de tracción y estabilidad harán todo lo posible para evitar que se pierda el control.

Evaluación final

Si lo que se busca es un vehículo pequeño y cómodo para las tareas del día a día, que ofrezca un gran equipamiento de seguridad y que además de todo sea capaz de brindar diversión al volante, el Citroën DS3 es sin duda un vehículo a considerar. Sin ser el más ágil de su categoría, no es para nada un vehículo lento que prive a su conductor de una satisfactoria experiencia deportiva al volante.

Claro, el DS3 cumple con lo que se pediría de un vehículo para las tareas diarias (es cómodo, pequeño, ágil) e incluso con los requerimientos de una familia pequeña, pero es cuando se sale a carretera y se empieza a exigir y a sacar provecho de su configuración mecánica que realmente se puede disfrutar todo lo que este pequeño deportivo tiene por ofrecer.

Destacamos

  • Equipamiento de seguridad.
  • Diseño.
  • Comportamiento general.
  • Pantalla central con navegación por GPS.

Podría mejorar

  • Precio.

Citroën DS3 2015

citroen-ds3-a

citroen-ds3-e

Comentarios