redes-sociales-188x90pxfacebook-90x90pxtwitter-90x90pxyoutube-90x90pxinstagram-90x90pxgoogle-plus-90x90pxlinkedin-90x90px

Pruebas

SEAT León FR: un felino español que no debería ser toreado.

seat-leon-fr-colombiaBuscando dejar de lado su perfil como un auto de nicho y ampliar su espectro de posibles clientes, la tercera generación del SEAT León tomó lo mejor del estante de piezas del Grupo Volkswagen y lo combinó con un diseño totalmente nuevo para convertirse en un vehículo verdaderamente completo gracias a su diseño como a sus prestaciones dinámicas y practicidad para el día a día de una familia.

Desde finales de abril pasado, esta tercera generación del León llegó a Colombia en su versión FR de cinco puertas para ofrecer en un solo vehículo ese necesario medio de transporte familiar y a la vez un compacto deportivo que en buenas manos se convierte fácilmente en un auto complicado de alcanzar.

Diseño exterior

Manteniendo la misma figura del modelo anterior, el nuevo SEAT León FR es cerca de cinco centímetros más corto, pero gracias a una plataforma seis centímetros más larga que antes (utiliza la MQB del Grupo Volkswagen) no solo se mejoró el espacio interior, sino que los diseñadores pudieron lograr unas mejores proporciones y una mejor postura gracias a unos voladizos más cortos.

Uno de los grandes atractivos son los nuevos faros totalmente en LED, integrando un borde en línea continua para las luces de marcha diurna y diodos para los faros principales, brindando una excelente iluminación en las noches. Al verlo de perfil notamos que las manijas de las puertas traseras ya no están "camufladas" como antes y que las llantas y rines son más bien discretos en cuanto a su diseño, algo que compensan con una marcha más relajada y no tan inquieta (e incluso paranoica para el conductor) en nuestra pobre malla vial.

La parte trasera del León FR muestra unas nuevas luces, también en LED, y el emblema de gran tamaño en el centro que funciona para abrir la compuerta trasera. La sección baja cuenta con una gran inserción en negro mate donde su ubica la placa trasera y en la parte inferior izquierda está la doble salida de escape.

bwd  Página 1/3  fwd

Diseño interior

Si el diseño exterior del nuevo León representa un gran cambio frente al modelo anterior, es en el interior donde se nota la más marcada evolución. Y no solo en cuanto a la calidad general, sino sobre todo en su diseño.

Aunque seguimos encontrando algunos plásticos duros, hay una notable mejora en gran parte de los materiales usados y como buen auto del Grupo Volkswagen todo está muy bien ensamblado y los botones y diferentes mandos ofrecen un excelente tacto que facilita su uso. El timón recubierto en cuero y con costuras rojas resalta por su diseño, la parte baja plana y el emblema FR en la parte baja.

El gran techo corredizo del León FR seguramente será un gran punto a favor para muchos al igual que la luz de ambiente en las puertas. La consola central sigue sin ser la más elaborada pero está muy bien distribuida y tanto los mandos para el control climático de doble zona en la parte baja y la pantalla táctil del SEAT Media System son perfectamente intuitivos y fáciles de usar.

Otro gran punto a resaltar son las sillas (de tipo cubo adelante) que combinan el cuero y la Alcántara con costuras rojas para una apariencia más deportiva. El espacio en los puestos traseros es suficiente y gracias al techo corredizo hay una mejor sensación de amplitud. También nos gustó la facilidad con que se emparejó el teléfono celular por Bluetooth y su posterior operación para llamadas y reproducción de música, pero por alguna razón el puerto USB, ubicado en la guantera, no lo reconoció.

bwd  Página 1/3  fwd

Mecánica

El SEAT León FR se encuentra en la parte más alta en cuanto a rendimiento dentro de la familia del León, ubicándose por debajo únicamente del CUPRA. En el FR se está al mando de un nuevo motor 1.8 turbo que desarrolla 180 caballos de potencia entre las 4,000 y 6,200 rpm, y un torque de 250 Nm a las 3,900 rpm. Esto es enviado a las ruedas delanteras por medio de una transmisión DSG de siete marchas con opción de manejo manual.

Cabe resaltar que en la última entrega de los premios a los mejores motores del año, esta unidad se llevó el tercer puesto en la categoría de motores de 1.4 a 1.8 litros.

Comportamiento

Basta con encontrarnos de frente con el SEAT León FR para intuir que nos espera una interesante experiencia de manejo. Ajustamos la silla, columna de dirección y espejos, y esta percepción empieza a hacerse más real; giramos la llave y al oír cómo el sonido del motor cobra vida anotamos otro punto a favor. Para el momento en que frenamos luego de una breve aceleración, sabemos que las intuiciones se han convertido en realidad.

Dicho en otras palabras, no se necesita sino un breve contacto al volante del León FR para saber que el rendimiento y prestaciones que ofrecían sus antecesores son apenas la gran antesala para lo que esconde esta tercera generación. Y uno de los mayores avances que contribuye a que esta experiencia sea más completa, es el SEAT Drive Profile.

Manejado desde la pantalla de cinco pulgadas del SEAT Media System ubicada en la consola central, el SEAT Drive Profile permite elegir entre los modos de manejo ECO, Normal, Sport e Individual. Cada uno configura los parámetros de la dirección, el motor y la climatización según el modo elegido, mientras que Individual da la opción de ajustar cada uno al gusto del conductor: la dirección entre Normal o Sport; el motor entre Normal, Sport o ECO; y el climatizador entre Normal o ECO.

Para los recorridos diarios donde lo que se busca es economía de combustible el modo ECO es sin duda el más adecuado, buscando siempre el manejo más eficiente posible. Consecuentemente las reacciones del motor y la transmisión (que siempre buscará el cambio más alto posible) son lentas e incluso al presionar a fondo el acelerador siempre habrá una demora mientras se baja el cambio (si es necesario). Al pasar al modo Normal ya hay una mejora notable que elimina las reacciones lentas, aunque sigue habiendo cierto titubeo de parte de la motorización.

Esto no supone ningún inconveniente, pues son modos encaminados a una conducción relajada y tranquila, pero que finalmente, si se quiere, permiten dejar atrás al resto del tráfico. Pero claro, si lo que se quiere es sentir la potencia del León FR y entender sus bondades, es necesario desviarse de la ciudad hacia la carretera y seleccionar el modo Sport.

Si se pasa al modo Sport en movimiento el cambio es notable instantáneamente, pues seguramente la transmisión reducirá una marcha, las revoluciones subirán y el sonido del motor entrará bienvenido a la cabina (a altas velocidades el sonido del viento no es tan bienvenido). Si estamos en una autopista abierta no pasará mucho antes que estemos visitando la última sección del velocímetro, sin dejar de saludar a la parte roja del tacómetro ya sea que estemos en modo automático o manual.

Y llegan las curvas y con ellas la diversión. Estando en un vehículo de tracción delantera como el León FR es natural que nos preparemos para experimentar algo de subviraje, pero al momento de construir este auto la marca se aseguró de tomar de los estantes del Grupo Volkswagen el XDS. Este bloqueo electrónico de diferencial para el eje delantero trabaja en conjunto con el ESP y al llegar a una curva frena la llanta interna.

En la práctica esto se traduce en una estabilidad y agarre en curvas notablemente superior a la de otro vehículo de similares características, dándole a su conductor una mayor confianza en el manejo y sumando puntos para una experiencia más satisfactoria. A esto contribuye la dirección rápida y precisa que, sin ser la más comunicativa, le transmite al conductor la suficiente información del camino para saber qué están haciendo las ruedas delanteras.

Esto último se nota sobre todo al hacer un arranque fuerte cuando el torque-steer se hace sentir (el torque hace que las ruedas delanteras no mantengan una trayectoria recta), pero eso no impide que la aceleración sea rápida y efectiva. En terreno húmedo como el que nos tocó durante nuestra prueba esto se intensifica y el testigo del control de tracción se hizo notar, pero incluso en esos momentos el manejo se notó seguro y rápido. Muy rápido.

Todo esto se combina para tener como resultado un vehículo que da un vistazo a lo que es la diversión al volante, aferrándose fuertemente en las curvas y saliendo disparado de ellas a un paso que obliga al conductor a estar realmente pendiente del camino. En manos de un conductor experimentado, el León FR sin duda será un vehículo complicado de alcanzar no solo por su velocidad, sino por su agilidad en las curvas.

Este excelente rendimiento se conjuga con un interior que muestra un gran avance frente a su antecesor en términos de diseño y calidad general, ofreciendo de paso una gran comodidad y practicidad para el día a día gracias a una suspensión obediente y a unas llantas de un perfil no tan bajo. Así, el SEAT León FR es una gran arma de doble filo en el buen sentido de la palabra, pues sin problema se encarga de las tareas diarias y familiares, pero se destaca con creces cuando de diversión al volante se trata.

bwd  Página 1/3  fwd

Seguridad

Otra de las grandes bondades del SEAT León FR es su completo equipamiento de seguridad. Por un lado cabe recordar que este fue el primer vehículo en recibir cinco estrellas en las pruebas de choque de Latin NCAP (en la protección de adultos), con una carrocería que demostró una excelente absorción de la energía para proteger a sus ocupantes.

En cuanto a su equipamiento como tal, el León FR incluye un total de seis bolsas de aire (dos delanteras, dos laterales y dos de cortina), anclajes ISOFIX para sillas de bebés en la banca trasera, controles de tracción y estabilidad, bloqueo electrónico de diferencial (XDS), iluminación totalmente en LED para mejor visibilidad, frenos de disco con ABS y EBD, y un sistema de frenado post-colisión que automáticamente aplica los frenos luego de un choque para evitar que el auto siga en movimiento.

Evaluación final

Si la intención del nuevo SEAT León FR era ampliar su espectro frente a sus posibles clientes, ofreciendo la deportividad que ya caracterizaba a sus modelos anteriores junto con un interior mucho más amigable y una comodidad general mejorada, no hay duda que la meta fue alcanzada con creces.

Por un lado tenemos una nueva motorización que brilla por su comportamiento cuando se elige el modo de conducción adecuado y se exige para exprimir todo lo que tiene por ofrecer, aunado a un chasis y a una suspensión más que obedientes que ofrecen en todo momento un manejo seguro y que transmite confianza y seguridad a medida que se aumenta el ritmo. Si lo que se busca es una experiencia de manejo divertida y satisfactoria, el León FR lo ofrece.

Y esto es aún más destacable cuando se tiene en cuenta que sigue siendo un vehículo práctico y cómodo para el día a día, con un baúl suficientemente amplio para las necesidades de una familia; sin duda, es un vehículo realmente completo. En Colombia actualmente está disponible en única versión a un precio de $78´900.000

Destacamos

  • Desempeño general.
  • Equipamiento de seguridad.
  • Evolución del interior.

Podría mejorar

  • Precio.

SEAT León FR

leon-fr-colombia-d

leon-fr-colombia-i

Comentarios